Seleccionar página

¿Cómo podemos aprovechar el diseño de nuestras oficinas y colegios para desafiar el status quo, inspirar el cambio, y motivar a empleados, gerentes, estudiantes y profesores?

Necesitamos espacios de trabajo y aprendizaje que sean más flexibles, no tan rígidamente planificados, que permitan una mayor libertad de movimiento. Lugares que nos entusiasmen, que ejerciten nuestra mente, que permitan múltiples comportamientos y actividades. Espacios que estimulen la interacción social y los encuentros ocasionales que de otra manera no se producirían, aprovechando así la “chispa” de la casualidad.

Sigue leyendo el artículo completo en Prensa Real Estate.

coworking-endesa-oficina