Tecnología para la

educación SÍ, pero no de

cualquier manera

La evolución de las TIC en el entorno educativo

Es un hecho asumido que las TIC son ya parte de nuestra vida cotidiana transformando profundamente la forma de comunicarnos en todos los ámbitos. Tanto en el entorno doméstico, social y laboral, distintos dispositivos entre los cuales se encuentran principalmente smartphones, tablets y ordenadores portátiles, son nuestros fieles acompañantes, y sin ellos resulta complicado no quedarse fuera de todo lo que implique interacción con amigos, familiares, compañeros de trabajo, clientes, partners y un largo etcétera.

Sin embargo, ¿qué está sucediendo a este respecto en el ámbito de la educación? La etapa educativa supone una gran inversión de tiempo en el caso de niños, adolescentes y jóvenes en general, pero también cada vez más en el de todos los profesionales, que están obligados a una formación continua en un mundo en constante cambio.

Aunque cualquiera pensaría que las nuevas tecnologías, o más bien las más recientes tecnologías, están totalmente incorporadas en colegios, universidades, centros de formación, escuelas de negocio, etc., lo cierto es que la integración de las TIC en los entornos educativos no está tan avanzada como cabría pensar. A pesar de haber ejemplos de grandes avances en el plano mental y metodológico, los espacios, el mobiliario, la tecnología, equipamientos etc., que conforman unidos el marco físico y que condicionan el funcionamiento global de los centros educativos, continúan sorprendentemente pareciéndose mucho a los hace dos siglos.

Intentamos aquí llegar al fondo del asunto de forma didáctica, utilizando el formato del decálogo para, por un lado, entender el PORQUÉ de la gran necesidad e interés de la integración de las TIC y la transformación física de los centros educativos, y por otro lado en una segunda entrega, vislumbrar el CÓMO afrontar dicha integración y transformación con éxito.

 

DECÁLOGO DEL “PORQUÉ” DE LA TRANSFORMACIÓN

1. MEJORA EL APRENDIZAJE
Ojo, aunque parezca obvio, es necesario destacar que la tecnología por sí misma no va a mejorar el aprendizaje. Sin embargo, utilizada con conocimiento y planificación, abre grandes posibilidades a una enorme mejora en muchos sentidos, como por ejemplo aumentar la motivación del alumno, facilitar la interacción, romper ciertas barreras como la timidez o la vergüenza a la hora de plantear dudas, etc.

2. REDUCE EL TIEMPO DE INSTRUCCIÓN
Impartir una materia de forma tradicional supone un conjunto de acciones, como pueden ser meras explicaciones repetitivas, correcciones, construcción de ejercicios en la pizarra, etc. muchas de las cuales implican trabajo mecánico que los dispositivos y software pueden ahorrar en gran medida, permitiendo a los profesores dedicar más tiempo por ejemplo a planificar y formarse.

3. REDUCCIÓN DE COSTES
De nuevo no se debe tomar esta afirmación sin matices. Evidentemente con el uso de nuevas tecnologías desaparece la necesidad de libros, medios gráficos, etc. Introduciendo una planificación bien estudiada que contemple el coste económico real de la implantación, adquisición de equipos, mantenimiento y renovación, gastos de comunicación, formación del profesorado, adquisición de materiales educativos, etc.

4. PERSONALIZACIÓN
El llamado “aprendizaje adaptativo”, es flexible a ritmos distintos de aprendizaje: contenidos adicionales para los más avanzados o materiales de apoyo para los rezagados.

5. PREPARACIÓN PARA EL FUTURO PROFESIONAL
Las mismas tecnologías y espacios que se están usando para trabajar se están demandando también para aprender y enseñar.

6. EMPODERAMIENTO DEL ESTUDIANTE
El estudiante pasa de ser un ente pasivo, a participar de forma muy activa en su propio aprendizaje. El profesor pasa a ser un guía del proceso.

7. WEB 2.0
El uso de las redes sociales está muy extendido en todos los ámbitos y tiene su utilidad educativa también: colaboración, comunicación y debate tienen lugar a través de ellas.

8. COLABORACIÓN
Aumenta los recursos para el trabajo en grupo y colaborativo tan importante y presente en nuevas metodologías como el aprendizaje por proyectos, y muy presente también en el entorno profesional.

9. FLEXIBILIDAD
Se puede estudiar desde cualquier lugar y los espacios adquieren la cualidad de poder transformarse para acoger distintas actividades.

10. MÁS ALLÁ DEL AULA (BEYOND THE CLASSROOM)
El centro educativo en su conjunto pasa a ser un gran espacio donde cada rincón se convierte en lugar potencial donde enseñar o aprender gracias a dispositivos inteligentes y wifi abierta a todos los estudiantes.

Jaime Smith

Responsable de Proyectos en 3g Office Education